Enfermedades crónicas

Enfermedades crónicas

Podríamos definir este tipo de dolencias como aquellas que perduran en el tiempo y que cursan con dolor e incomodidad.

¿Qué son las enfermedades crónicas?

Son enfermedades que cursan con fuertes síntomas y que suelen prolongarse mucho, pudiendo desarrollarse durante años.

Normalmente, se diagnostican cuando llega a pasar 6 meses y cuando éstas merman bastante la calidad de vida de la persona.

Ante este descubrimiento y tras la puesta a punto de un correcto tratamiento, es importante mantener un buen apoyo emocional, para hacer que la persona doliente no se desmorone.

 ¿Tipos de enfermedades crónicas, cuantas hay?

Enfermedades crónicasLa mayoría suelen afectar al sistema respiratorio, circulatorio, al sistema nervioso o reflejan un serio padecimiento mental que desemboca en ansiedad así como en migrañas o padecimientos que tienen que ver con el nerviosismo, incluso manías paranoicas.

Normalmente todo es cuestión de llevarlo con calma y paciencia, siguiendo a rajatabla los tratamientos y apoyándose en tratamientos naturales así como terapias (tales como la arteterapia y la meditación) que pueden ayudar a crear un estado mucho más tranquilo y feliz.

Una actitud que no sea demoledora podrá ayudar a que la recuperación sea mucho más rápida y también a que todo sea mucho más llevadero. Los familiares que lo necesiten también tendrán que pasar por una etapa de formación o asesorías que les ayuden a comprender cuáles son los cuidados que ellos y ellas necesitarán, pudiendo también fomentar la seguridad y la estabilidad en la familia.

¿Listado de enfermedades crónicas de las más comunes?


Las más comunes suelen ser:
-Aquellas relacionadas con la incapacidad para mantener un buen nivel de azúcar o glucosa en sangre (Diabetes)

-Las que merman las capacidad del sistema circulatorio (enfermedades cardiovasculares, hipertensiones)

-Dolencias tales como el cáncer

-Las que causan problemas en las vías respiratorias (asma crónica, EPOC…)

-Las que tienen que ver con el sistema locomotor y huesos (osteoporosis, ciáticas, lumbalgias)

-Aquellas que repercuten en la capacidad para memorizar, pensar y analizar (Alzheimer, Parkinson…)

-Relacionadas con la incorrecta alimentación y la nutrición (colesterol alto, anorexia nerviosa, bulimia…)

-Las que tienen que ver con alteraciones mentales (ansiedad, depresión, nerviosismo crónico…)

Enfermedades crónicas degenerativas y factores de riesgo


La mayoría de enfermedades crónicas degenerativas, se producen por malos hábitos en la salud cotidiana y también por genética.

En el caso de la diabetes, por ejemplo, la dolencia se produce por la incapacidad del páncreas de producir insulina. Siendo una costumbre que hace que se pueda potenciar y desarrollar la enfermedad, el consumo excesivo de azúcar.

Mientras que en el cáncer, es el crecimiento excesivo de las células, no habiendo control. El tabaco, así como el consumo de muchos colorantes, carne roja y comida procesada, podría ser uno de los desencadenantes de este padecimiento.

La obesidad es otra de las grandes incomodidades de la lista, un padecimiento crónico que destaca por la acumulación de mucha grasa en la zona abdominal o por todo el cuerpo, creando un cúmulo de muchos kilos de más. La mala alimentación, el sedentarismo, así como el descontrol en la ingesta de dulces, puede llevar a ello.

Por otra parte, las enfermedades cardiovasculares, también pueden cursar de una manera crónica, pudiendo evitarlas con la práctica diaria de ejercicio, eliminando la vida que cursa con trabajos de oficina (que no te permiten moverte tanto), cuidando tu alimentación, restringiendo las grasas animales y cambiandolas por las de origen vegetal.

La hipertensión arterial también es otra de las causas que hacen que la salud empeore. Por eso es recomendable que a partir de los 45-50 años se hagan siempre estudios de medición de la tensión que puedan revelar un síntoma, para corregirlo y que la enfermedad no vaya a más. Si la tensión alta se mantiene durante un largo periodo de tiempo, puede formarse una insuficiencia renal, problemas en los riñones o también cardiopatías.

Ante cualquier duda sanitaria siempre es mejor que acudas al médico para que te puedan aconsejar que será mejor para ti. Recuerda que prevenir es lo mejor para poder sentirte bien y evitar muchos males que podrían agudizarse en el futuro. Las enfermedades no son más que la consecuencia de un organismo en el que ha habido un descuido, (además de genes que están proclives a diferentes dolencias) siendo el refuerzo inmunológico así como las revisiones de dietas en nutricionistas vitales para un buen funcionamiento del cuerpo.

Cuidar la vida íntima también es un aspecto a tener en cuenta, ya que la prevención en la adquisición de enfermedades de transmisión sexual debería ser una asignatura que se debería tratar con respeto desde la adolescencia, previniendo en los jóvenes dolencias que hoy en día tienen remedio (pero no cura definitiva) como el VIH.

Vivir bien y libre de enfermedades crónicas podría ser un bien que se potenciaría en el futuro, siendo la búsqueda de millones de científicos y médicos que persiguen el bienestar y la prolongación de la juventud.

Enfermedades terminales más comunes, ¿Cuáles son?


Cuando hablamos de enfermedades terminales nos estamos refiriendo a aquellas que están en estados muy avanzados de sufrimiento, siendo imposibles de curar. Normalmente en esta categoría siempre entran varios tipos de cáncer que corresponden con órganos vitales muy importantes para el cuerpo humano, como los riñones, el páncreas, los pulmones o el hígado.

nomalías extrañas en el corazón o que son inusuales, también pueden ser la causa de que haya personas que no vayan a vivir tanto.

Enfermedades crónicas

Deja un comentario

Scroll hacia arriba