Sistema inmunitario

Sistema inmunitario

Cuando hablamos de este término estamos haciendo referencia al conjunto de órganos, células y tejidos que nos defienden de diferentes amenazas llamadas patógenos, que se encuentran en el medio ambiente. A la reacción ante ellos se le denomina “respuesta inmune” y son los leucocitos los encargados de luchar contra todo tipo de virus y bacterias.

Cuando escuchas que una persona tiene un sistema inmunitario bajo, esto indicará que sus leucocitos están en una proporción pequeña en sangre. Los leucocitos se dividen en dos diferentes: fagocitos (los que destruyen a las amenazas) y linfocitos (los que reconocen las antiguas enfermedades y virus para que el organismo no vuelva a ser atacado)

Las barreras del sistema inmunitario son la piel, las mucosas y ciertos líquidos del cuerpo, como las lágrimas, el sudor, los ácidos gástricos o la saliva. Estando también en un segundo puesto, los glóbulos blancos. En las mucosas, las células segregan mucus que después atrapan todo tipo de organismos extraños que entran en el organismo, ayudando al mantenimiento de una buena salud.

Sistema inmunitario

¿Sistema inmunitario qué es?

Básicamente, es el sistema de defensa del cuerpo humano, ayudando a que se pueda mantener una buena salud. Es inteligente y sensitivo, puesto que además de identificar todo tipo de enfermedades ya padecidas, memoriza los virus nuevos que pueden llegar al cuerpo (haciendo que un posible segundo contagio sea mucho menos demoledor) y es capaz de distinguir células sanas de aquellas que son tumorales.

Sobre el sistema inmunitario enfermedades, siempre que tengas las defensas bajas, te encontrarás con mayor probabilidades de sufrir todo tipo de infecciones (especialmente respiratorias) y también gripes así como resfriados, que se podrían complicar. Una de las dolencias más conocidas es el asma así como las alergias, siendo una respuesta a procesos de alergias a determinados elementos del ambiente (como pueden ser ácaros, gramíneas, pelo de felinos, componentes químicos…)

Aunque también tenemos que hablar de las inmunodeficiencias, que pueden ser enfermedades hereditarias, presentándose por el padecimiento de pocas posesiones de inmunoglobulinas o células fagocíticas. También hay inmunodeficiencias adquiridas, que suceden por contraer VIH por mantener relaciones sexuales con personas infectadas o por la administración de radioterapia en personas con cáncer, ya que eso debilita también el sistema.

Algunas de las enfermedades que se recetan con mayor número en las clínicas de todo el mundo, relacionados con la disminución de la capacidad de defensa del mismo, es el lupus, la enfermedad de Addison o la esclerosis múltiple. Los últimos estudios también han relacionado ciertas dolencias tales como la artritis reumatoidea, la diabetes o la enfermedad de Crohn con un sistema inmunitario debilitado.

¿Qué es sistema inmunológico?

La función del sistema inmunológico es, según todo lo expuesto, mantener un organismo libre de amenazas, haciendo que puedas rendir al 100% manteniendo todas tus funciones vitales al completo y una energía radiante en todo momento.

Para tener un sistema inmunológico fuerte, deberás seguir una serie de pautas que te ayudarán a estar totalmente fortalecido. Una de las primeras reglas que deberás llevar a rajatabla será mantenerte en un peso saludable y correcto. Aquellas personas que tienen sobrepeso siempre tienden a ver disminuida la calidad de su sistema.

Además del peso, si quieres adelgazar no tendrás que apostar por dietas que sean hipocalóricas y que pongan en riesgo la adquisición de vitaminas y nutrientes para tu organismo, cuidando tu dieta con observaciones que normalmente todos los médicos suelen recomendarte. Consumir verduras y frutas a diario, beber al menos 1 litro y medio o dos de agua al día a sorbos, tomar pescado azul y carne de aves, moderar el consumo de carnes rojas, comer más legumbres y semillas, moderar los alimentos con harinas refinadas y azúcar, la comida procesada, evitar el alcohol, no tomar más de un café diario, evitar el tabaco, realizar más ejercicio diario (al menos 30 min o una hora de caminata ligera) y al menos 2 clases semanales de alguna práctica deportiva que te guste, tener una buena salud del sueño (aprovechando la noche para descansar y a una hora similar) y consultar con el médico habitual la administración de vacunas necesarias para tener una buena salud.

También, encontrarás alimentos que reforzarán tu sistema inmunitario, como todos aquellos que tengan vitamina D, la cúrcuma, las almendras, el zinc, la cebolla, el calabacín, la cebolla o incluso el té verde.

¿Sistema inmunitario o inmunológico?

Cuando hablamos de este tema lo correcto siempre será decir sistema inmunitario, ya que inmunológico es todo lo relativo a la inmunología. Ahora sabrás ¡cuál será el término correcto cada vez que quieras debatir sobre este tema con tus familiares y amigos!

Sistema inmunitario y cáncer

El sistema también es el responsable de responder a las células tumorales, al igual que lo hace con los virus y bacterias. Te gustará saber que tanto eliminar virus así como evitar inflamaciones e infecciones, ayudan a evitar la proliferación de células tumorales. Las células T son las adecuadas de luchar contra aquellas células tumorales que se están presentando en el organismo, activándolas hacia una destrucción inmediata que las llevará a la muerte. ¿A que te sorprende? Quizás muchas personas no conozcan estas tareas del sistema, algo que hará que a partir de ahora, quieras protegerte mucho mejor y más de cara a diferentes amenazas y problemas puedan surgir.

 

actualizar

Sistema inmunitario
5 (100%) 10 vote[s]
Sistema inmunitario

Deja un comentario

Scroll hacia arriba